Black-Mirror-2
- Modos de Ver | Nro 11 | 12 noviembre, 2020

Black Mirror: La otra cara de la tecnología

La serie más innovadora y hablada dentro de la plataforma de Netflix. Black Mirror, se centra en un futuro no tan lejano y muestra las posibles situaciones o casos que podrían suceder a causa de los abusos de la tecnología, sumados a la maldad humana y al sadismo irónico del autor. Además agrega una fuerte crítica a la sociedad actual.

Esta oscura serie británica, creada por Charlie Brooker y producida por Zeppotron para Endemol, relata en capítulos no correlativos, diversas historias en un plano futurista relacionadas con el abuso de la tecnología. Ganadora del Premio Emmy Internacional en la categoría de mejor película para televisión / miniserie.

Sus tres primeras temporadas fueron emitidas a través del Canal 4 de la televisión pública británica.  En 2015  se dio a conocer que Netflix había comprado los derechos de la serie y comenzó a producir la cuarta temporada. Siguiendo la planificación habitual en la plataforma de streaming todos los capítulos de cada temporada se estrenan simultáneamente, a diferencia de la programación convencional de un canal de televisión que estrena los episodios semanalmente. En el año 2018, ésta plataforma lanzó una película titulada Black Mirror: Bandersnatch la cual cuenta con un  formato interactivo en donde la audiencia puede elegir las situaciones que van a suceder a continuación, armando de esta manera la trama.

Por último la quinta temporada cuenta con solamente tres capítulos incluyendo a  actores y cantantes famosos como por ejemplo Miley Cirus en el capítulo “Rachel, Jack y Ashley Too”. En el capítulo nombrado “Striking Vipers” aparece el actor Anthony Mackie, más conocido por los estudios Marvel como Sam Wilson o Facon.

black

Black Mirror nos muestra tanto las ventajas de la tecnología como sus peligrosos usos. En sus capítulos se hacen presentes aplicaciones que conocemos y utilizamos normalmente, como por ejemplo YouToube, Twitter e Instagram utilizadas para mostrar un plano más cercano a la realidad y también que pueden ser un arma de doble filo. Sin duda al final de cada capítulo nos termina provocando un BlowMind.

Dentro de la tercera temporada se encuentra un capítulo titulado “Playtesting” en el que un joven estadounidense, a cambio de dinero, acepta participar como conejillo de indias en un nuevo y revolucionario videojuego más realista que virtual,  que funciona a través de un implante en el cerebro. Lo que empieza como un juego inocente termina trasladándolo a una casa en la que se reproducirán sus peores temores, exponiendo ese terror psicológico que tanto identifica a esta cinta.

Playtest

Este capítulo en particular nos hace reflexionar sobre a qué situaciones o personas les damos más o menos importancia. Da a conocer lo hipnotizados y metidos que estamos en la tecnología, tanto que hasta llegamos a confundir nuestras necesidades.

Sin duda cada capítulo se centra en un futuro que trae con él un terror tecnológico con el cual el ser humano no puede lidiar, dándonos cuenta que no es tan descabellado lo que se plantea, y nos hace preguntarnos ¿Es posible que el futuro se vea así? ¿Hasta dónde puede llegar el ser humano con tal de ser aceptados dentro de una sociedad digital?

Dejá un comentario